La web de los Peregrinos Ciclistas

La web de los Peregrinos Ciclistas
la web

viernes, 29 de abril de 2011

El Hornazo y la historia del Padre Putas

El Hornazo y la historia del Padre Putas

Por el Camino de la Vía de la Plata

¿Cuándo? El lunes de la semana siguiente a Semana Santa.

¿Dónde? Salamanca

El Hornazo está íntimamente ligado a la ciudad de Salamanca. Se degusta en una tradición que se remonta a la época del descubrimiento de las Améridcas. Y que celebra la tarde del lunes de la Octava de Pascua y más conocido como “Lunes de Aguas”.

Básicamente es una empanada grande de trozos de carne y embutido de cerdo ibérico. Se podría decir que es como una empanada de harina de trigo, rellena de productos típicos de Salamanca (lomo adobado, jamón y chorizo), de color dorado y adornado con una malla romboidal de la misma masa.

Sus orígenes, el Padre Putas.

El Padre Putas fué el clérigo encargado de vigilar, cuidar y atender a las prostitutas durante todo el año, cargo al parecer, instituido por las ordenanzas de la Casa de la Mancebía por licencia del príncipe Juan, hijo de los Reyes Católicos Fernando e Isabel, durante su estancia en Salamanca como pupilo del obispo, Diego de Deza.

Por ordenanza de Felipe II dichas mujeres debían abandonar la ciudad de Salamanca en tiempo de cuaresma al otro lado del río. Su regreso a la ciudad se celebra en el Lunes de aguas. Momento en el que los vecinos y estudiantes iban a buscarlas en barcas, celebrando la fiesta a orillas del río Tormes, donde daban buena cuenta del suculento hornazo acompañado siempre de un buen vino. Este personaje, convertido eufemísticamente en el Padre Lucas aún es el cabezudo más representado en las fiestas salmantinas.

A pesar de los años transcurridos, la celebración del Lunes de Aguas, se sigue manteniendo a día de hoy, pero con matices muy distintos. Y está extendida a toda la provincia de Salamanca. Pero sólo en su capital, esta tarde está oficialmente declarada como festiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada